fbpx

En nuestro archivo hemos encontrado Reflexiones filosóficas en torno a Bambi de 1945, un texto en el que la famosa película de Disney es una excusa para cuestionar las relaciones entre los humanos y la naturaleza. Un texto que refleja la decepción del siglo XX.

Denis María Zárate Díaz*

Dentro de las páginas de nuestros más de 85 años de archivo se encuentra la historia de nuestro país, de los Jesuitas y de la Pontificia Universidad Javeriana. Historias que se entrelazan, construyen y plasman a partir de las opiniones de los autores, la publicidad y el diseño mismo de las revistas, haciéndolas un tesoro de inimaginable valor patrimonial. En este primer encuentro les presentamos Reflexiones filosóficas en torno a Bambi, publicado en 1945 en el número 119 dentro del suplemento de la Revista Javeriana.

La película Bambi, producida por Disney, fue estrenada en Estados Unidos en 1942 y hace parte de la colección de clásicos animados de la reconocida productora. Para aquellos que podrían no recordarla del todo bien, la historia gira en torno a un ciervo llamado, como no, Bambi, en su camino a convertirse en Gran Príncipe del bosque. Una de sus escenas hace llorar hasta al más fuerte y marcó las generaciones que crecieron entre los 40 y 90 del siglo pasado…esta es, alerta spoiler, el asesinato de la mamá de Bambi por parte de un cazador.

Nuestro autor, Andrée de Groot Sobocka, se encuentra sorprendido por el uso del tecnicolor que había sido inventado casi tres décadas atrás y cuyo uso si acaso se había extendido una década antes de Bambi. Además, la animación y los personajes animales le maravillan, no obstante, sus reflexiones se desarrollan en otro ámbito. Para Andrée de Groot la película refleja la triste realidad de la relación de los adultos no sólo con la naturaleza, sino con los de su misma especie.

El texto, a pesar de deberse a una película en apariencia infantil, exuda un sentimiento de profunda decepción con respecto a la humanidad. El mismo autor hace referencia a un evento, que para la fecha de la publicación de este texto (octubre de 1945), es muy reciente: los bombardeos atómicos de Hiroshima y Nagasaki en agosto del mismo año. Para entender esta decepción es necesario ubicarnos en el contexto histórico del autor, porque somos todos hijos de nuestro tiempo.

Para 1945 lo que va del siglo XX ha sido desastroso, cientos de miles, sino millones de personas han muerto en guerras que se suceden unas a otras. La primera mitad del siglo se caracteriza por los regímenes totalitarios, genocidios, violencia y pobreza, vividos no sólo en Europa, sino en el continente americano, africano y asiático. Guerra de extremo a extremo. Es apenas natural que el autor del texto vea en Bambi la representación de la misma violencia que se vive en el mundo.

Groot no confía ni espera mucho más de los adultos, dice “El hombre, ese ciego, que pasa al lado de la obra de Dios, insensible, frío, orgulloso y cruel, y que se cree amo de la naturaleza de la cual es tan solo el tirano […] el hombre, cuya aparición precede al terror de los pájaros inocentes e indefensos, que precede a la detonación violenta y súbita de su genio destructor”.No obstante, tiene su esperanza puesta en los niños, seres de abundante resiliencia como la naturaleza misma, cuya sencillez y sensibilidad los dota del rechazo que merece la violencia.

Rechazo que el autor espera florezca, así como el invierno da entrada a la primavera, en mejores condiciones y relaciones humanas. Como podemos ver en este punto, Bambi fue la excusa, o tal vez mejor, el detonante, que tuvo nuestro autor para expresar a lo mejor el sentimiento de muchos con respecto a la realidad de su tiempo, que si se me permite decirlo no es realmente diferente a la del nuestro.

En esta época en la que los crímenes y discursos de odio, la violencia de género, el crimen organizado y la destrucción del medio ambiente son nuestro pan de todos los días, tal vez deberíamos acoger el mensaje de Bambi y al igual que De Groot rechazar la violencia de nuestro tiempo. Este texto es apenas uno de los miles que constituyen nuestro archivo, que para el disfrute de nuestros suscriptores, estará disponible próximamente en esta página web.

 

 


*Denis María Zárate Díaz es la gestora del archivo histórico de la Revista Javeriana. Es profesional en Bibliotecología – Ciencias de la Información, graduada de la Pontificia Universidad Javeriana.