Con más de 40 años de historia, la Fundación Colombia Negra trabaja por la difusión y el encuentro de la cultura afrocolombiana a través de diversas expresiones. En su sede, donde ahora ha abierto la galería Diáspora Africana, se presentan obras de artes plásticas, que unidas a sus tradicionales actividades de danza y música buscan derribar barreras

Aura María Galvis Acevedo*

En la Revista Javeriana apoyamos y difundimos iniciativas que favorecen al país, y por eso les presentamos a la Fundación Colombia Negra, una organización sin ánimo de lucro que lleva 41 años de historia trabajando alrededor de la comunidad Afrocolombiana.

Ubicada en el centro de Bogotá, al lado de las famosas Torres del Parque, la Fundación Colombia Negra tiene un espacio lleno de historia que trabaja por la reivindicación y difusión de la cultura afrocolombiana que, además, de la protección del patrimonio cultural y la difusión de las prácticas culturales se encarga de promover los derechos, el desarrollo social y la participación de las personas Afrocolombianas. En este sentido, La Casa de la Cultura Afrocolombiana de la Fundación Cultural Colombia Negra, es pionera en la conservación y promoción de la identidad afrodescendiente en Bogotá a través de espacios artísticos, científicos, académicos y políticos.

Encabezadas por Esperanza Biohó, gestora cultural, la Organización realiza diversas actividades tales como capacitaciones a jóvenes y niños para la reafirmación de su identidad cultural, trabajos con la comunidad contra la discriminación y eventos para la difusión de la cultura y artes tales como el Encuentro Internacional de Expresión Negra, un escenario donde se permite el intercambio y la apropiación de los valores positivos de la identidad afrocolombiana.

Esperanza Biohó, directora de la Fundación Colombia Negra

Este Encuentro, realizado desde 1985, lo describe Esperanza como un “puente de intercambios permanentes entre las comunidades, los artistas y los científicos sociales africanistas” y es un espacio donde han participado 74 países con delegaciones provenientes de África, Europa, Norte, Centro y Sur América y más de 150 delegaciones nacionales. Durante el Encuentro, además de intercambiar experiencias y aprendizajes se entrega el premio “Guachapé de Oro” a aquellas personas que hayan contribuido al objetivo de difundir la cultura.

Entre otros de los reconocimientos a la labor de la Fundación están que en 2002 entregaron en Bogotá el monumento Lumbalú, una escultura de nueve metros de altura, como homenaje a las víctimas de la esclavización, que se convirtió en un elemento distintivo de la Fundación y toda su trayectoria. En 2011, y con motivo del Año Internacional de la Afrodescendencia, diseñaron una estampilla conmemorativa con la imagen del tambor sagrado y los tamboreros espirituales, elementos representativos de las tradiciones de los pueblos afrocolombianos. Además, desde la Fundación apoyan diversos grupos de canto espiritual, danza tradicional y música comercial, siempre y cuando busquen difundir y preservar las tradiciones culturales de los pueblos afrodescendientes del país.

En el primer piso de la Casa se encuentra la galería de arte Diáspora Africana, que desde 2014, ofrece un espacio para exhibiciones. Un espacio en la capital, donde se realza el dialogo intercultural, “no queremos hacer que las cosas se queden de negros para negros, porque si queremos romper las barreras debemos apostarle a la interculturalidad, a que las personas conozcan nuestra cultura y se apropien de nuestros saberes”, comenta la Maestra Esperanza Biohó. La galería de arte Diáspora Africana y el trabajo de la Fundación Colombia Negra ha sido, entonces, un espacio donde se permite visibilizar y que diversos artistas y espectadores converjan entorno a la cultura de las regiones, en la Capital.

Si quieres leer más sobre las tradiciones culturales de la comunidad afrodescendiente del país y leer la entrevista con Juan Manuel Lugo, un artista plástico bogotano sobre la exposición que presentó en la galería de arte Diáspora Africana, su trabajo actual y su larga trayectoria, puedes leer Arte e intercambio intercultural, en la edición número 855 de la Revista Javeriana publicada el mes de junio de 2019, aquí:

Si conoces más iniciativas con impacto social que consideres que deberíamos hacer eco desde la revista, no olvides escribirnos a revista.javeriana@javeriana.edu.co


*Aura María Galvis Acevedo es comunicadora social y administradora de empresas de la Pontificia Universidad Javeriana.