fbpx

Con una carrera que pocos actores contemporáneos han logrado, Leonardo DiCaprio tiene un rango muy amplio, perfecto para todo público cinéfilo. En esta oportunidad, Bianca Arcieri nos presenta cinco títulos para conocer o redescubrir a este famoso actor.

Bianca Arcieri Paternina*

Leonardo DiCaprio no necesita presentación. No solo se ha consagrado como uno de los mejores actores de esta generación, sino que es uno de los más queridos de nuestros tiempos. Gracias a su versatilidad ha encarnado, a lo largo de su carrera, todo tipo de roles y hoy les traigo 5 de sus mejores personajes, cada uno con marcadas diferencias y donde demuestra su toda grandeza artística. Así que… ¡comencemos!

The Wolf of Wall Street – El Lobo de Wall Street (2012)

Director: Martin Scorsese

En este largometraje basado en la vida real, el actor interpreta a un fraudulento corredor de Wall Street, que, durante la década de los 90 logró formar un imperio a partir de excelentes tácticas de persuasión a sus inversionistas. El desempeño de DiCaprio en esta entrega es magnífico, puesto que muestra los excesos del personaje en cuanto a fiestas estrafalarias, mujeres, alcohol y muchas drogas de una manera muy cruda y con un humor negro que encanta a la audiencia. Gracias a que la cinta fue financiada por el mismo protagonista, esto permitió que su director (Martin Scorsese) tuviera libertad absoluta de mostrar la salvaje vida de Jordan Belfort. Además, Belfort participó en el rodaje y asesoró a DiCaprio en la personificación, de manera exacta sus experiencias y la extraordinaria época en Wall Street.

Disponible en Prime Video y HBO GO.

 

The Shutter Island – La Isla Siniestra  (2010)

Director: Martin Scorsese

En esta ocasión, DiCaprio interpreta a un “detective” muy importante que, junto a otro compañero, llega a la Isla Shutter, donde se encuentran recluidos los mayores criminales con graves trastornos mentales. ¿Con qué objetivo? Investigar y encontrar a un peligroso asesino que ha desaparecido de su celda sin dejar rastro, y que, con su libertad, pone en riesgo a los demás habitantes. Para el desarrollo del personaje, el actor transmite mucha inestabilidad, desconfianza, secuelas de un misterioso trauma y una angustia por resolver algo más, que, combinándolo con una banda sonora espeluznante, te logran poner los pelos de punta. La película no solo te adentra en la enigmática desaparición del criminal, sino que también te revela pistas de su tinte psicológico, te hacen jugar con la mente, para así, sorprenderte con un gran final.

Disponible en Netflix.

 

The Great Gatsby – El gran Gatsby (2013)

Director: Baz Luhrmann

Dejando a un lado los excesos y el misterio, nos encontramos esta vez con una interpretación muy culta donde el actor le da vida a “El Gran Gatsby”, un hombre extremadamente adinerado de los años 20, pero un tanto anónimo al que todos quieren conocer por las grandes fiestas que ofrece. Lentamente aparece en escena con una personalidad muy tranquila y agradable, que, sin embargo, tiene un plan entre sus manos, esta vez, fuera de lo siniestro o malvado, ya que envuelve una hermosa historia que implica recuperar un viejo amor, contado al mejor estilo de princesas Disney. La película es una de las varias adaptaciones llevadas a la pantalla grande del libro homónimo escrito por F. Scott Fitzgerald, no obstante, esta versión se destaca por la peculiaridad de combinar una época bastante antigua con una banda sonora y ambientes del siglo XXI. Si te gustan los amores imposibles y DiCaprio, ¡no te la puedes perder!

Disponible en Netflix y Prime Video.

 

The Revenant – El Renacido (2015)

Director: Alejandro Iñárritu

Con esta cinta ¡al fin se rompió la maldición del Óscar! y el actor pudo ganar su primera estatuilla tras varias nominaciones en papeles impecables. ¿Por qué esta vez sí? Porque interpreta de una manera tan real las vivencias de un hombre atacado por un oso, que ha quedado casi muerto. Sus compañeros de caza, al ver lo complicado que es seguir llevándolo hasta la base por la fuerte oleada de nieve, deciden dejarlo junto a dos compañeros más (y su hijo), en el bosque a la espera de un rescate. No obstante, las cosas se salen de control cuando uno de sus compañeros asesina a su hijo en frente suyo, mientras él es dejado a su suerte. La manera como transmite la ira, impotencia, dolor, soledad, enojo de una  forma tan corporal por los pocos diálogos, simplemente hace su actuación no tener precedentes. Como su nombre lo indica, en medio de las circunstancias renace en la dificultad para cobrar venganza por el mal que le han causado.

Disponible en Netflix.

 

Blood Diamond – Diamante de Sangre (2006)

Director: Edward Zwick

Por último, para esta entrega nos topamos con un personaje avaricioso que, por tanto mal que ha vivido, lo único que espera en la vida es obtener dinero y salvarse como pueda. Leonardo interpreta a Danny Archer, un ex mercenario y contrabandista de diamantes en Sudáfrica que conoce a Solomon Vandy, un hombre a quien la guerra civil le arrebató la tranquilidad y unión de su familia. Danny y Solomon se unen en una búsqueda que lleva consigo intereses divididos, por un lado, el primero quiere el diamante que encontró Vandy cuando fue reclutado por los insurgentes (el cual escondió en la selva) y, por el otro, el segundo solo quiere recuperar a su familia, en especial a su hijo, quien fue reclutado por el grupo que tiene al país en llamas. Al avanzar la película y conocer más a cada personaje, vamos evidenciando transiciones en sus comportamientos que evolucionan de lo superficial a brotes de humanidad que nos deberían caracterizar.

Disponible en Prime Video.


*Egresada del programa de derecho de la Universidad del Norte. Abogada por elección, cinéfila de corazón. Me encuentran en Instagram como: @CineclubbyBiank y en Twitter como: @bianky10