Los jóvenes empresarios son quienes están transformando el panorama económico en Colombia y la región. Modelos como el de Tostao, que, aunque no son novedosos en el mundo, han demostrado ser exitosos, y confirman el poder de las ideas innovadoras para dinamizar las economías. Estos jóvenes empresarios le apuestan a crear organizaciones y negocios responsables y éticos, y son el claro ejemplo de una nueva mirada al mundo empresarial consciente de su responsabilidad con el entorno.